CdM

Relatos Ci-Fi, Fantasía y Terror.

Aurora

 

Este relato surgió de otro de los retos del curso de escritura del Ateneu donde teníamos que plasmar espejos literarios y mezclarlos con una noticia en la que se decía, que el primer hotel espacial de lujo se abriría en 2022 , podéis ver el link de la noticia a continuación… https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/el-primer-hotel-espacial-de-lujo-abrira-en-2022-751523269125

Espero que os guste, dentro relato!

Estación Aurora

—Buenas noches a todos y bienvenidos. El programa de hoy es el acontecimiento que todos estábamos esperando. Durante varias generaciones hemos convivido con las cuatro millones de pantallas de Aurora en cada una de nuestras ciudades. Hoy por fin. La estación abre sus puertas para nosotros.

El plató estaba decorado exactamente como cuando se grabó la presentación del proyecto Aurora, hacia doscientos cincuenta años. Esa noche se transmitiría su inauguración. Amazon TV no había escatimado en detalles.

—En abierto, no habrá señal en toda la Tierra y órbita que no esté reproduciéndolo. Soy Chen Liu – Sonrisa blanqueada, ciento cincuenta y seis años —.Y es un honor  presentar a nuestros ilustres invitados. A mi derecha tenemos a Francesc Bosch presidente de “I2” (Investigació i Implementació)  hijo del fundador de la empresa insignia que ha propulsado el cambio y salvación de nuestro planeta.

Francesc saludó a las cámaras dron que sobrevolaban el plató. Ciento ochenta y dos años. Era considerado un sabio. Había sido el líder de la Tierra por más de cincuenta años, hasta su renuncia para dejar paso a Janelle.

—A mi izquierda,  Janelle Flament- ciento ochenta años, larga trenza canosa y sonrisa afable – . Su mano derecha y embajadora de relaciones humanas. Pieza clave, con Francesc,  del partido político que ha cambiado nuestra historia y que nos ha llevado al día de hoy.

—No alarguemos más el momento – Retomó Chen -. Toda la humanidad está observándonos. Francesc, llevamos doscientos cincuenta años observando la construcción día a día de Estación Aurora.  Su historia se ha convertido en una asignatura obligatoria de la escuela elemental. Y hoy, tras dos siglos y medio, Aurora abre sus puertas. Cuéntanos. ¿Qué vamos a descubrir?

—Mi querido Chen, hace más de dos siglos mi padre comenzó este proyecto con un fin muy distinto al que hoy voy a relatarte. Comenzamos una vía de huida para la raza humana por si no éramos capaces de arreglar el desastre que habíamos ocasionado en nuestro planeta- Francesc se expresaba con una simpleza que rayaba la elegancia – Pero gracias a grandes genios pensantes, como a mí me gusta llamarlos, nuestra Tierra está sana y nosotros hemos sanado con ella.

—Aún recuerdo el día en que Janelle me dijo – Señaló a su amiga que lo miraba con condescendencia como si este fuera a contar la historia por milésima vez…

—Francesc, todos saben de memoria ya esa frase — le interrumpió. Janelle señaló al público tras las pantallas e invitándolos a participar.

Chen, Francesc y nueve mil millones  de personas dijeron mientras veían la transmisión desde todo el planeta en las cuatro millones de pantallas implantadas por I2 en la fase cero de Aurora.

“Con que solo la 3º parte humanidad se uniera para hacer bien las cosas, nadie podría pararla”.

 —Siempre supiste ganarte al público Janelle– Francesc retomó el discurso —. Eso fue lo que pasó, mi querida amiga. Lo hicimos posible, curamos a la Tierra de todos sus males, ahora el clima es neutral, no hay catástrofes, no hay hambre, no hay guerras, la gente no sufre, no hay tercer mundo.  Se erradicó el cáncer y muchas otras enfermedades. Pero aún nos queda muchos camino por andar y lo andaremos juntos.

Chen que no había dejado de sonreír a las cámaras, tomó la palabra para insistir:

—Pero Francesc, no ha respondido a la pregunta. En la fase cero de Aurora.  Su empresa instaló una gigantesca pantalla en cada ciudad, poblado y aldea para darnos esperanza por si no lo conseguíamos.  Para tener fe en nuestra inventiva. Un gran instrumento de márquetin político, inspirador, sin duda. Si al final la Tierra sucumbía, tendríamos una escapatoria. La gran Estación Aurora.  Cuando yo nací hace ya estaba en fase 2, la estructura había acabado y estaba en órbita. Cada niño, joven, adulto, persona de la tercera edad  o cuarta edad ha estado mirando esas pantallas cada día al menos una vez, con esperanza. Hasta se dudaba de su veracidad, pero era un símbolo. ¿Quién no ha soñado que trabajaba en Aurora alguna vez? Aun así, ya no es necesario escapar ¿Cuál es la sorpresa? ¿cuál es el secreto mejor guardado de I2?

Francesc miró a Janelle pero esta levantó orgullosa el mentón dejando vía libre a que él explicara el proyecto.

—Veras Chen, no os haremos sufrir más. Como sabes mi departamento favorito de I2 es el que se ha encargado de la sostenibilidad climática y geológica  de la Tierra.  Pudimos frenar el efecto invernadero,  las sequías, el deshielo, los rayos ultravioletas, las olas gigantes, la fragmentación de África y hasta la lluvia de meteoritos que nos iba a arrasar en 2168. Pero desde 2025 ni una gota de lluvia ha caído en nuestro rostro, la brisa de verano ha impulsado un velero, un rayo ha caído o  un tornado ha levantado un granero. Pues bien, en Estación Aurora hemos guardado todos los desbocados fenómenos atmosféricos de antaño y tras pruebas y mucha seguridad podrán disfrutarse. De forma gratuita, claro, pues todo es patrimonio de la humanidad.

El silencio era sepulcral. ¿Quién no había leído en libros o fantaseado con cazar tormentas? ¿Quién no había intentado simular con aspersores que era un día de lluvia y saltado a una farola entonando la famosa canción? A todos los niños de cuarto grado los habían llevado al menos una vez al museo de historia atmosférica y había hecho horas de cola para montar en el túnel de viento. “La atracción más alucinante” rezaba en el cartel de la entrada. La cual, no era más que un secador de pelo gigante de aire tibio. Los fenómenos atmosféricos y geológicos del pasado eran admirados, temidos y tratados casi como tabú por el respeto que inspiraban. Se contaban leyendas y cuentos a niños donde el gran villano era un tornado o un cruel señor de los terremotos.

—¿Me está diciendo que podremos disfrutar de fenómenos climáticos reproducidos fielmente como si fueran reales? ¿Un parque temático de tormentas girando alrededor de la órbita terrestre? A-lu-ci-nan-te- Era la primera vez en la historia de Chen Liu no sabía que decir en su programa.

Janelle negó con la cabeza y soltó una risita:

—No mi joven amigo—La líder del planeta se imaginó a todos sus habitantes confusos, se merecían una explicación —. Lo que está diciendo mi colega, es que los fenómenos han sido guardados allí por doscientos cincuenta años, cazados y custodiados. Llevados allí para poder hacer habitables otros planetas en caso de tener que abandonar el nuestro. No los podemos dejar libres, al menos por ahora, debido a que los desastres serian de magnitudes descomunales. Pero  Aurora está terminada.  Preparada para que la humanidad la visite y disfrute de esos fenómenos en entornos seguros. Francesc y yo hemos diseñado cada sala con experiencias inimaginables.  Como jefe de expedición tendréis a uno de nuestros más ilustres Cazadores de Tormentas.  Él os explicará el proceso y atenderá todas vuestras preguntas curiosas y morbosas – La anciana guiñó un ojo a su colega. Y Francesc flexionó su bíceps y cerró el puño en señal de fuerza y unión. Su símbolo.

A Francesc siempre le gustaron los broches de oro y concluyó la entrevista:

—La oportunidad de I2 nos brinda va más allá de un parque temático de tormentas con vientos y truenos. Más allá de tornados, tsunamis, volcanes en erupción y lluvia de primavera, hacer muñecos de nieve o manejar un ala delta. Va de una experiencia en un mundo pasado. Sensaciones olvidadas por el ser humano,  así era nuestro planeta hace más de cuatrocientos años.  Una vivencia real, no una atracción.  Apagad las pantallas y venid.

Se amplió el plano por las cámaras dron y descubrieron que estaban en órbita. Estaban en Aurora.

Nueve mil  millones de personas vieron por primera vez  el interior de Estación Aurora  y cuatro millones de pantallas se apagaron para siempre.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: